Las fases del duelo de pareja

fases del duelo de pareja

Cuando te separas de una pareja de larga duración, tu corazón parece romperse. El dolor es intenso y profundo. Si no eres capaz de superarlo, puedes enfermar.

Darte cuenta de que tu vida ya no será la de antes es duro, y adaptarse a una nueva vida cuando llevas muchos años con tu pareja no es fácil. Requiere de un tiempo de asimilación, aceptación, integración y adaptación.

El duelo por pérdida de la pareja es un proceso. Si no lo haces, puede llevarte a la depresión o a no poder rehacer tu vida.

fases del duelo de pareja

Las 8 fases de duelo de una ruptura de pareja de largo recorrido son:

FASE 1: Impacto y Shock

En el primer momento hay un impacto, una fase de shock, donde sientes un montón de emociones, a veces contradictorias, que te desbordan. En esta primera fase suele haber mucha emocionalidad, y las emociones son confusas. Algo importante se rompe, y se siente bien profundo.

FASE 2: Confusión e Incredulidad

Una vez te das cuenta de que la relación de pareja termina, aparece la incredulidad, la confusión, la decepción, las dudas, las contradicciones, el enfado y la tristeza. Hay una parte tuya que no se lo acaba de creer, te sientes como en una montaña rusa, te preguntas que has hecho “mal” para llegar a la ruptura, y que hubieras podido hacer de manera diferente para no llegar a la ruptura. No acabas de encajar lo que ha sucedido. Hay sensación de fracaso y emociones opuestas.

FASE 3: Pena Profunda y Nostalgia

En esta fase, te sientes muy triste. Hay una pena profunda y mucho dolor. Es el dolor del duelo. Es un dolor intenso, sientes que podrías morir de amor. ¿Y por qué a mí? ¿Para qué todo este dolor? La pena y la tristeza se sienten en lo profundo de tu ser. Piensas muy a menudo en tu expareja, aunque ya empiezas a comprender que se trata de un final, de un antes y un después en tu vida.

FASE 4: Miedo y Vacío

Después viene el vacío y el miedo por el futuro. ¿Y ahora qué? ¿Qué será de mi vida? ¿Quién soy yo sin mi pareja? ¿Qué va a ser de mí? En esta fase aparece el miedo a no superar la ruptura, el miedo a quedarte sola o a volver a entrar en una relación insatisfactoria. Por un lado, sientes que puedes con esta situación, pero por el otro lado sientes que la situación es demasiado para ti, que no puedes con ella. Hay días de todo. Fluctúas. Hay estrés.

FASE 5: Enfado y Frustración

Poco a poco vas recuperando la fuerza, confianza y energía, a la vez que el enfado, la frustración y la impotencia van creciendo. Ahora te das cuenta de que la vida ya no va a ser igual, y que hay que recomenzar de nuevo en muchos aspectos. 

FASE 6: Ansiedad y Estrés

Ahí llega la ansiedad, la impaciencia y la prisa por recuperar el tiempo perdido, las ganas de volver a vivir y ser feliz, de relacionarte y de salir de tu cueva. Te das cuenta de que tu puedes con ello, y que la vida te da otra oportunidad para hacer las cosas de diferente manera. 

FASE 7: Aceptación y Comprensión

Poco a poco vas aceptando la ruptura, y vas sintiendo que quizás fue lo mejor para ti, que hay vida más allá de tu expareja, que todo tiene un propósito, que hay un aprendizaje en todo ello, que la vida te brinda una segunda oportunidad. Poco a poco el dolor se va reduciendo y ya no estás en el tiovivo emocional. Poco a poco, vas encontrando tu centro y equilibrio.

En esta fase, aún te sientes vulnerable, pero ya puedes mirar el pasado con amor, y el futuro con esperanza. Hay más energía, y ganas de construir una nueva vida, más alineada a la mujer en que te has convertido después de todo el proceso de duelo.

FASE 8: Superación y Aprendizaje

Ahora es cuando y has recuperado tu energía y confianza, y empiezas a crear tu nueva vida.

En esta fase, ya te encuentras más serena y calmada. La herida de la ruptura se está cicatrizando. Aunque a veces sigues acordándote de tu pareja, sientes que esa etapa ya pasó. Te sientes motivada e ilusionada con tus nuevos proyectos. Te sientes feliz e ilusionada con tu nueva vida.

Si lo necesitas y lo deseas, te iré acompañando paso a paso por las diferentes fases de este proceso, para que puedas transitarlas con coraje, consciencia y amor.

Gracias a ello, vas a ser capaz de superar tu ruptura amorosa, retomar tu poder personal y transformar tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *